11 marzo 2014

Un mundo cada vez más desigual


En 30 años de globalización los ricos no se cansan de incrementar sus millones y los pobres de aumentar su pobreza…y en ese tiempo, las instituciones públicas han sido capturadas por intereses particulares, se ha detenido el crecimiento económico y debilitado la institucionalidad democrática, ¡Nunca el mundo había sido tan desigual!  Tan solo el 1% de los más ricos posee la mitad de todas las riquezas del planeta y el 99% de la población posee en conjunto la otra mitad.
 
Hace apenas un par de semanas, en el Foro de Davos, en Suiza, Oxfam planteó que la desigualdad económica y el secuestro de los procesos democráticos por parte de las élites, son a menudo procesos interdependientes y que la desigualdad es el segundo problema de mayor impacto planetario después del conflicto ambiental.

En un informe de gran interés que denominaron “Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualdad económica”, Oxfam destaca la necesidad de que el sector privado cobre conciencia de la situación y sea susceptible ante la posibilidad de “un nuevo cambio”.

Les propone mayores equilibrios, evitar depositar su dinero en paraísos fiscales, invertir sin especular, no obtener ventajas fiscales, no corromper a gobiernos para obtener beneficios, reportar todos los movimientos financieros, entre otros pasos.

Como era de esperarse, los gobiernos también tendrían un papel preponderante: se requiere de su compromiso para evitar la corrupción. Pero nada será llevado a buen puerto si no se cuenta con una ciudadanía unida y activa para combatir la boyante desigualdad.
Una tarea nada fácil.
Imagen: www.ecoportal.net

No hay comentarios.: