11 octubre 2016

¿Feliz Día Internacional de la Niña?


  • Una de cada 6 niñas de comunidades indígenas son agredidas sexualmente, 46% no asiste al colegio y 33% es maltratada en casa
  • En México la tasa de suicidio en niñas de 10 a 14 años (1.4) superó la tasa de mortalidad por homicidio (1.1)
  • En 2011 hubo 693 niñas presas por delitos federales, 34.6% fue por posesión y consumo de drogas
  • En el 2010 asesinaron a 329 niñas en México
  • Las complicaciones relacionadas con el embarazo son la principal causa de muerte de las niñas entre 15 y 18 años
  • Nueve de cada diez menores que trabajan en el servicio doméstico son niñas de entre 12 y 17 años
  • 75 millones de niñas no van al colegio, 64% de los casos VIH-Sida en el mundo se da en jóvenes de entre 15 y 24 años
  • Cada año 10 millones de niñas son obligadas a casarse antes de los 18, y en los peores casos, a los 8 años
  • En México 400 mil niñas se embarazan cada año
  • En México 180 mujeres son violadas cada hora
  • En México el 20% de las embarazadas son niñas


Nashieli Ramírez escribe a las niñas en su día

Este 11 de octubre, lo dedicaremos por quinto año consecutivo a pensar en las niñas y adolescentes del mundo. La preocupación por las inequidades, discriminación y violencia a las que están expuestas millones de niñas, derivó en la declaratoria de la Asamblea General de la ONU de un día internacional para llamar al mundo, gobiernos y sociedad, a la acción.

El 2012, se dedicó al matrimonio infantil. El siguiente año a la educación. En 2014 y 2015 a las adolescentes, y este año el tema es «Igualdad de las niñas= Logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: Datos sobre la situación mundial de las niñas».

Por segundo año consecutivo, se vincula a la agenda 2030 de las Naciones Unidas de los ODS, esta vez en la necesidad de que se tomen decisiones basadas en datos. Afirman que sólo un enfoque explícito centrado en la recopilación y análisis de datos pertinentes, desglosados por sexo, puede orientar las decisiones de política y programas fundamentales, así como medir y comprender adecuadamente las oportunidades y los desafíos que enfrentan e identificar y realizar un seguimiento para avanzar hacia soluciones a sus problemas.

«INTERÉS SUPERIOR»: Las niñas


En México, la información con la que se cuenta relacionada a la infancia, aplica una perspectiva de género. Los indicadores de salud y educación están pertinentemente desglosados. Es así como podemos constatar que las niñas han aumentado su escolarización en los últimos 20 años y que sus resultados en matemáticas y español están por encima de los de sus pares varones. Sabemos que si se trata de niñas indígenas, aún persisten brechas en la permanencia, que se profundizan en la transición a la secundaria.

Tenemos información sobre el acelerado incremento de la proporción de niñas que consumen alcohol, tabaco o marihuana; así como del aumento de suicidios en niñas y adolescentes; que los varones adolescentes usan protección en su primera relación sexual en mayor proporción que las mujeres; que las niñas presentan mayor incidencia de obesidad y contamos con información sobre su salud sexual y reproductiva.

Tenemos datos sobre la mayor participación de las niñas en trabajo doméstico, tanto en hogares de terceros como en el propio. Y también sobre la gran cantidad de adolecentes víctimas de violencia en el noviazgo.

Los vacíos de información no se derivan de la falta de enfoque, sino más bien de la ausencia en general de datos. Existen problemas en la confiabilidad de algunas fuentes, tenemos diversos levantamientos que no son periódicos y muchos que no cuentan con alcance estatal, más bien son excepciones los que nos dan información a nivel municipal o georreferencial.

Sumado a lo anterior, está la ausencia de datos sobre niñas víctimas explotación sexual comercial, de maltrato físico y psicológico en la familia, escuela y comunidad, de trata, de explotación laboral o de gromming. Tampoco contamos con información relacionada a poblaciones callejeras, las que viven en instituciones, ni las migrantes.

Se requiere fortalecer la capacidad estadística para reunir, analizar y desglosar datos; así́ como apoyar las investigaciones centradas en las niñas. Tal y como lo mandata en su artículo 44 la Convención de los Derechos del Niño, que establece la importancia de contar con mecanismos de información suficientes para la comprensión de su aplicación. Y la generación de un sistema de información, tal y como está mandatado en la Ley General de Derechos de NNA.

Todo ello para afinar la mirada sobre la situación del cumplimiento de derechos de alrededor de 20 millones de niñas y adolescentes mexicanas