20 abril 2015

Un Gobierno Distinto Es Posible (Decálogo)

1. Una delegación donde la ciudadanía decide. Generar una nueva forma de hacer política. Para crear un gobierno eficiente se necesita reconstruir desde la base el que tenemos, reimaginar y poner en práctica nuevas formas de escuchar, atender y responder a las familias de la delegación. Esto significa eliminar trámites inútiles, abrir vías de comunicación y ampliar la cobertura de los servicios.

​Ningún habitante de Álvaro Obregón será ignorado cuando requiera el amparo de su gobierno ​local. La última palabra la tendrán los ciudadanos y no los funcionarios. Merecemos una ​delegación justa, democrática y libre de pandillas corruptas.

2. Una delegación digna con servicios al alcance de todas las familias que aquí han decidido vivir y crecer. Agua, luz, drenaje, vialidades seguras y que comuniquen a cada barrio, pueblo y colonia. Transporte seguro, accesible y justo como los ciudadanos lo demandan.

3. Una delegación que garantice empleo honorable y bien pagado. Fomentar la economía local, buscar el crecimiento de la empresa familiar, asi como las uniones y cooperativas.

4. Una delegación formada por calles y viviendas apropiadas. Nunca más una casa con piso de tierra o un camino de lodo.

5. Una delegación que rechace toda privatización de infraestructura social y pública. Deportivos, albercas, canchas, parques, guarderías y centros sociales gratuitos reconociendo como objetivo la legítima pertenencia a los ciudadanos.

​Para esto contemplamos el mantenimiento y desarrollo sistemático de los espacios públicos, en ​los que el cuidado, vigilancia y mejoramiento no ocurran sólo a petición de un vecino afectado, ​sino como un programa contante y permanente.

​Cuidar y fomentar el uso de los espacios públicos es un paso fundamental para lograr una ​sociedad plural y sin violencia.

6. Una delegación que combata el machismo y la violencia que éste genera, que garantice los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Un territorio que defienda la orientación e identidad sexual, por el inquebrantable derecho a ser amado y amar como se quiera.

7. Una delegación que transforme los programas sociales en verdaderas políticas públicas que combatan la desigualdad. Sólo la generación de capacidades y oportunidades combaten la pobreza.

​La desigualdad social tiene dividida a la población de la Ciudad de México; estas diferencias ​económicas y de oportunidades son un bloqueo para el progreso socioeconómico de nuestra ​comunidad. Para resolverlo es vital poner en marcha acciones estratégicas que funcionen como ​motor para impulsar la productividad y el bienestar de los ciudadanos.

​Es necesario darle a la juventud herramientas que desarrollen sus capacidades e incremente el ​nivel de competitividad. Esto incluye además de becas y centros de capacitación laboral, ​optimizar las vías de comunicación tanto físicas como digitales.

​Alimentar zonas geográficas con servicios, seguridad y transporte permite el correcto ​florecimiento de ​la industria y los servicios en la demarcación; de esta forma se genera ​empleo, disminuye la ​desigualdad y se define un camino claro a seguir.

8. Una delegación que se centre en la educación como un eje vital para el crecimiento. Escuela para adultos como principio de una transformación verdadera y duradera.

9. Una delegación que proteja a los más pequeños, ofreciendo servicios de salud, medicamentos, alimentación y estimulación temprana para impulsar el desarrollo en cada etapa de su vida.

10. Una delegación libre de narcomenudeo, autoridades cómplices y seguridad privada. Cero tolerancia al crimen y a quien lo encubra.

​Un gobierno que tolera la corrupción es un mal gobierno. No existen niveles “normales” de ​corrupción y quien ve en los cargos públicos un boleto de lotería y no un empleo exigente ​termina por dañar directamente a su comunidad.

​Evaluar constantemente los procesos y a las personas encargadas de administrar los recursos ​ciudadanos desde la desde la delegación, es la manera más eficiente de limpiar cualquier ​estructura de gobierno y además ahorra a la clase trabajadora mucho dinero, que puede ser ​utilizado en escuelas, servicios y generación de empleo.


No hay comentarios.: