31 octubre 2011

Sin justicia no habrá paz.....


Según datos del INEGI, más de 7 millones de adultos mayores en el país viven en el abandono, la marginación, la desigualdad social y la falta de servicios de salud. La nota publicada por El Universal señala que los que un día fueron el motor de crecimiento y desarrollo para el país, hoy apenas logran sobrevivir. Qué pena que así sea. Y según datos del CONEVAL, de esos 7 millones de ancianos por lo menos 800 mil viven en pobreza extrema. Con sólo estos datos, sin mencionar el endeudamiento brutal que nos han dejado los gobiernos prianistas, el enriquecimiento escandaloso de políticos y funcionarios de estos partidos, el abandono de los jóvenes y la terrible ola de violencia generada por tantas injusticias, sería suficiente para no volver a cruzar NUNCA MÁS una boleta electoral a favor del PRI o del PAN.

No conformes con el desastre que han provocado, PRI y PAN siguen empeñados en conservar el poder. El PRI, con su candidato chatarra, ya dejó ver su verdadera intención: restaurar el viejo régimen y privatizar los recursos naturales que nos quedan, mantener la impunidad de personajes siniestros que deberían ser llamados a juicio político y encerrados de por vida.
Por su parte, el PAN quiere seguir en el poder para mantener el combate al crimen organizado diseñado desde Washington y avanzar en su compromiso de permitir la intervención norteamericana, no sólo en asuntos de “seguridad” sino en el dominio del petróleo, que es lo que más les interesa. Ah, y también persiguen mantener impunes a los traidores a la patria, así como a los delincuentes de cuello blanco que militan tanto en sus filas como en las del PRI.

¿Con estos partidos quieren hacer coalición y alianzas los que se dicen de izquierda?

Aliarse al PAN equivale a solapar las injusticias que han cometido con el pueblo tanto ellos como los priistas. Es una realidad que PRI y PAN son lo mismo.
Nadie ha llamado a cuentas a los verdaderos saqueadores, asesinos, ineptos y cómplices del sistema que nos hundió.

Si alguien que se dice de izquierda busca alianzas y coaliciones es porque aceptó vender la derrota para sumarse a los traidores y será tan culpable como ellos de el negro futuro que nos espera si no se genera un verdadero cambio en México.

Fox prometió acabar con las tepocatas y víboras prietas pero terminó sentado en la misma mesa que ellos burlándose de la nación.
Calderón aseguró en campaña que iba a investigar la corrupción de Mario Marín y de Ulises Ruiz pero estos rateros, corruptos y hasta criminales no han sido siquiera llamados a declarar.
¿Por qué no se ha creado una Comisión de la Verdad que saque a la luz a los responsables de tantos crímenes de Estado?
 ¿De qué sirvió entonces la alianza en Puebla y en Oaxaca?
¿Por qué no se toca ni con el pétalo de una rosa a los gobernadores priístas que hicieron tanto daño en los estados que gobernaron?

Y como estos casos hay miles. Ya el prestanombres de Moreira salió libre de polvo y paja por las ilegalidades cometidas en el endeudamiento de Coahuila. ¿Quién lo va a tocar?
A eso le apuestan los que quieren coaliciones cupulares. Seguir robando y mantenerse impunes es lo único que persiguen.
Los ancianos que hicieron patria, los jóvenes, los niños, las mujeres y los hombres de este país que se las arreglen como puedan mientras estos tiranos siguen devorando todo a su paso por el poder.

Definitivamente, no hay otra opción mejor para recomponer este desastre que apoyar a Andrés Manuel López Obrador a través del Movimiento Regeneración Nacional, para echar a andar un Nuevo Proyecto de Nación en el que lo más importante sea el bienestar y la felicidad del pueblo y el rescate de México como nación libre y soberana.

Claro que hay muchísimos mexicanos y mexicanas que pueden ser excelentes líderes pero por el momento quien tiene presencia nacional y ha demostrado que no está dispuesto a pactar con los traidores es Andrés Manuel. Una vez instalado en el poder, seleccionará a los mejores profesionistas en cada área del desarrollo y evitará que se cuelen aquellos que sólo buscan dinero y poder en beneficio propio.

Miles de ancianos, de jóvenes, de discapacitados y de madres solteras en la Ciudad de México fueron rescatados del abandono gracias a los programas sociales que López Obrador implantó durante su gestión. Ese sólo hecho es suficiente para demostrar que cuando hay voluntad política es posible ejercer la justicia. Sin justicia no habrá paz ni armonía, así traigan a todo el ejército norteamericano.
Lo que México necesita es un gobierno recto para empezar a pagar la deuda histórica que se tiene con los olvidados de siempre. Lo que México necesita es una gran coalición pero no con los ineptos, inmorales y traidores; la colación debe ser con el pueblo noble y trabajador que merece un mejor destino.

No hay comentarios.: