06 octubre 2011

CFE.....mi columna


La Comisión Federal de Electricidad no ha podido sustituir con eficiencia a la empresa Luz y Fuerza del Centro porque su injusta extinción, igual que la estrategia contra el crimen organizado, resultó un palazo al avispero.
Entre 55 y 60 por ciento alcanzó la cartera vencida en la zona centro del país, donde Luz y Fuerza manejó sin problemas el suministro, el mantenimiento y el cobro del servicio eléctrico.
Dentro de la CFE se avientan la bolita unos a otros para responsabilizar a “alguien” de los problemas que ocasionó la pésima medida tomada por el gobierno federal al decretar la desaparición de Luz y Fuerza para privatizar su infraestructura, además de dejar en la calle a más de 40 mil empleados sindicalizados y a sus respectivas familias.
La CFE enfrenta hoy miles de juicios por cobros excesivos y registra una disminución importante en el número de personas que pagan sus recibos, puesto que éstos llegan con nombres y direcciones equivocadas y con cobros impagables, que han originado que la gente se ampare.
Las medidas tomadas por la empresa mundial se concretan a una campaña de CRIMINALIZACIÓN a los usuarios de un servicio BÁSICO, incluso ya contrató un bufete jurídico que se encarga de llamar y presionar a la gente para que pague o les cortarán la luz, bueno, hasta han llegado a amenazarla con embargarle sus bienes, los pocos bienes que conservan.
Como si no fueran pocos los delincuentes a los que hay que enfrentar, tanto del crimen organizado como del desorganizado o de cuello blanco, ahora la CFE convierte a los usuarios del servicio en delincuentes por no pagar tarifas injustas y reclamar por el PÉSIMO servicio que ofrece la empresa de clase mundial.
Lo realmente cierto es que la CFE no puede con el paquete, no tiene personal suficiente para realizar lecturas ni llevar a cabo los cobros y la administración del servicio, mucho menos para las conexiones nuevas o el mantenimiento. En pocas palabras, igual que el país entero, va en picada.
Como los usuarios morosos no tienen contrato con CFE, sino con la extinta Luz y Fuerza, por más amenazas que reciban de la empresa mundial no pueden ser embargados y menos privados del servicio, lo que ocasiona un verdadero caos financiero.
A ver cómo van a resolver el problemita que se echaron encima. Por lo pronto, más de la mitad de recibos no están siendo pagados.
Y esto es sólo una muestra de las pésimas administraciones prianistas y de sus medidas privatizadoras, tomadas por ambición y no por mejorar el bienestar de la gente y el desarrollo del país.
Urge un cambio de fondo en México.
Únete a MORENA.

No hay comentarios.: