07 noviembre 2011

LA VILLA PANAMERICANA ECHÓ SU EXCREMENTO AL BOSQUE DE LA PRIMAVERA

Esta información me llegó vía correo electrónico:




Durante la realización de los Juegos Panamericanos se colapsó la planta de tratamiento

La Villa virtió sus excrementos en La Primavera

Aguas residuales generadas durante la estancia de los atletas se descargaron a cielo abierto, en predios del complejo anexos al bosque.

Personal de la Jurisdicción Sanitaria número 10 de la Secretaría de Salud atestiguó el vertido de desechos. Foto: MILENIO
Las aguas negras del complejo panamericano salían por un desagüe e iban a dar a siete “lagunas” que se excavaron para contenerlas, desde donde se infiltraron al subsuelo.
Las aguas negras del complejo panamericano salían por un desagüe e iban a dar a siete “lagunas” que se excavaron para contenerlas, desde donde se infiltraron al subsuelo. Foto: MILENIO
Las aguas residuales fueron extraídas tras varios días de permanecer en fosas al aire libre.
Las aguas residuales fueron extraídas tras varios días de permanecer en fosas al aire libre. Foto: Cortesía Ayuntamiento de Zapopan
Pese a detectar la infracción y el daño ecológico, el ayuntamiento no clausuró la Villa.
Pese a detectar la infracción y el daño ecológico, el ayuntamiento no clausuró la Villa. Foto: MILENIO
Las aguas residuales que se generaron en la Villa Panamericana durante la realización de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 se descargaron a cielo abierto, en terrenos del mismo complejo anexos al bosque La Primavera.
Tres plantas de tratamiento que había en el complejo se “colapsaron” durante los Juegos Panamericanos y los administradores construyeron siete “lagunas” para “almacenar” las aguas negras.
La directora de Inspección de Reglamentos de Zapopan, Patricia Godínez Luna informó que la irregularidad fue detectada el 23 de octubre por la noche y fue corroborada en un recorrido de inspección efectuado la mañana del 24 de octubre.
“Personal del SIAPA hizo un reporte a la Dirección General de Inspección de Reglamentos de Zapopan, en el sentido de que las Villas Panamericanas estaban vertiendo aguas sanitarias residuales a 30 metros de un pozo de absorción del SIAPA”, indicó la funcionaria.
Las descargas se detectaron en dos puntos: frente a los edificios en donde estaban hospedados los deportistas de Cuba y Brasil; además se corroboró que se vertieron aguas de desecho de las cocinas y del comedor junto al pozo de absorción del SIAPA.
“Se les recomendó que llevaran Vactors [camiones para extraer desechos] para levantar todo el residuo que estaban vertiendo en la Villa Panamericana y así fue, pero el daño ecológico ahí está y está considerado grave”, señaló Patricia Godínez.
El director de Ecología del Ayuntamiento de Zapopan, Miguel Prado Aguilar informó que ante las anomalías las autoridades municipales clausuraron las plantas de tratamiento de aguas residuales, sanción que persiste en estos momentos.
“Esto ya no era tanto el problema ambiental que se estaba generado sino el problema de salud pública”, señaló.
Las aguas sanitarias que permanecieron en las fosas durante varios días penetraron y contaminaron el subsuelo, afectando el área natural protegida del bosque La Primavera, ya que las infiltraciones se efectuaron a 20 metros de esa zona. El agua residual se fue a los arroyos que son una parte importante de la cuenca hidrológica de captación de agua. “Estaba saturado de aguas negras, había mucho lodo, mucha peste”, indicó el funcionario.
La planta que trataba el agua usada en todos los edificios de la Villa se ubica en el subterráneo del edificio en el que se hospedó la delegación de México; el agua corrió al canal pluvial de la Villa y ahí se le inyectaba cloro, después salía a un desagüe y de ahí se depositó en las siete “lagunas” que se excavaron, así como a la “laguna” ubicada a un costado del estadio de futbol Omnilife. Prado Aguilar calculó que en dos hectáreas existían fosas y canaletas con aguas contaminantes, una parte “al pie de la reserva natural de La Primavera”.
El responsable del área de ecología comentó que cuando acudieron a hacer la inspección la Policía Federal les impidió el paso y que tuvieron que “hacer plantón” y advirtieron que “no se moverían hasta que no los dejaran entrar”. Después hablaron con el alcalde de la Villa, Nick Van der Kaaij, quien “estaba enterado de todo”.
Explicaron que el 24 de octubre en la tarde se empezó a sacar el agua residual con camiones Váctor. El día 27 se detectó que había otra planta pequeña que seguía vertiendo agua y también se clausuró.
Los funcionarios municipales declararon que las anomalías no se dieron a conocer en el momento que ocurrieron, para no afectar la celebración de los Juegos Panamericanos.
“Es una situación que teníamos que manejar con mucho cuidado en virtud de los Juegos Panamericanos, se estaba realizando por parte de Zapopan lo necesario para evitar que se continuara con la contaminación que se estaba generando y sobre todo para evitar que hubiera un riesgo mayor en cuestión de salud pública, eso es lo más importante, la ciudadanía”, opinó la encargada de Inspección de Reglamentos.
Los responsables de la contaminación tendrán que efectuar un estudio de impacto ambiental para determinar qué medidas deberán tomar para revertir la contaminación que se ocasionó a mantos freáticos, al suelo y al aire.
En tanto que el Ayuntamiento de Zapopan informó que una muestra de las aguas negras se envió a un laboratorio de la Universidad de Guadalajara para que se realice un análisis clínico. De esto dio fe el notario público número 4 de Guadalajara. Después de que se conozcan los resultados de los estudios de la UdeG se decidirá si procede una clausura total de la Villa.
Los funcionarios indicaron que los deportistas que participarán en los Juegos Parapanamericanos podrán hospedarse en la Villa, siempre y cuando los encargados del complejo reparen las plantas y retiren el agua.
Miguel Prado opinó que durante la estancia de los atletas parapanamericanos las plantas ya no se colapsarán, pues “va a haber menos atletas en otro tipo de condiciones”.
Patricia Godínez indicó que las anomalías ocurridas en la Villa “obviamente implicarán un infracción”, la cual, dijo, “debe de ser cuantiosa”.
Declaró que si la empresa desarrolladora de la Villa Panamericana no cumple con el convenio firmado con el Ayuntamiento de Zapopan para realizar las adecuaciones en lo que se refiere a la densidad, no obtendrá el certificado de habitabilidad y no podrá venderlas.
Complejo debe cumplir la ley
••• En el tema de la Villa Panamericana se debe cumplir con la normatividad antes de que se continúe con la venta de los departamentos, afirmó Miguel Zárate Hernández, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC): “No podemos estar nadie por encima de la ley, lo que marque hay que cumplirlo y lo que no estemos de acuerdo hay que hacer las gestiones necesarias para poder cambiarlas, pero eso tiene que ser un consenso y un trabajo de todos los involucrados”.
Así, hablar de demoler las obras —como amenzó el Ayuntamiento de Zapopan por incumplir la Villa las normas vigentes para la zona— no se contempla como una opción en este momento, dijo: “Yo más bien me voy a lo que han estado haciendo, que es trabajar con los desarrolladores para que cumplan con lo que la normatividad dice”. Reconoció que en caso de que no se hagan las adecuaciones de absorción de agua, puede haber daños en los edificios: “Es posible, pero para eso se hacen medidas preventivas, para poder filtrar toda el agua de manera directa a subsuelo. Parte de la misma normativa se trata en tener las obras necesarias para poder hacer estas filtraciones y esas recargas se sigan llevando a cabo. Es parte del proceso que están esperando cumplir para poder autorizar la habitabilidad”. (Guadalajara. Maru García)
Guadalajara. Elizabeth Rivera Avelar

No hay comentarios.: