12 noviembre 2013

Un año de trabajo, acompañada por los vecinos de Álvaro Obregón




Desde que tomé protesta como diputada por el distrito XXV perteneciente a la delegación Álvaro Obregón, y hasta el 14 de septiembre del 2013 presenté ocho iniciativas y ocho puntos de acuerdo ante el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el Comité de Asuntos Interinstitucionales, el cual presido, sesionó cuatro veces, asistí a 77 sesiones de las diferentes comisiones a las que pertenezco y atendí 25 mil 843 quejas, gestiones y orientaciones de ciudadanos de todas las delegaciones.

Durante 12 meses trabajé por ser una verdadera representante popular, defendiendo los intereses de los habitantes de Álvaro Obregón y el resto de la Ciudad de México. Las horas de laburo en la Asamblea fueron para mí tan importantes como los momentos que pasé recorriendo las calles y barrancas de mi distrito y de los distritos vecinos.

A lo largo de un año una diputada puede realizar diferentes actividades públicas o privadas y enumerarlas en un papel, presentar iniciativas y puntos de acuerdo, realizar un evento muy grande en un teatro o auditorio, recibir muchos aplausos, destacar en algunas notas en medios de comunicación y al final ser evaluada subjetivamente por los ciudadanos. Los informes anuales de labores deben ser mucho más que eso.

En este tiempo pasé por muchas dificultades, nadar contra la corriente no es cosa sencilla, sobretodo cuando los intereses económicos de unos cuantos se sobreponen a los intereses de la mayoría. Sin embargo los logros cosechados han sido maravillosos.

En abril de este año se aprobó la Ley de Atención Integral a la Primera Infancia con una votación unánime en la ALDF. No es una ley o reforma cualquiera, la atención a las niñas y los niños de 0 a 6 años es el eje desde donde podemos iniciar la transformación de esta ciudad y ser una entidad ejemplo no sólo en México sino  en Latinoamérica que verdaderamente genere la movilidad intergeneracional que tanto necesitan los capitalinos.

Ese es el tipo de logros que debe buscar una legisladora. Pasos que no simplemente cuenten y sean enunciados sino que marquen un antes y un después de su paso por la Asamblea.

Durante mis primeros meses como diputada local tuve la oportunidad de recorrer más de 94 colonias, pueblos y barrios acompañada de la compañía de teatro “Puño de Tierra” quienes llevaron a grandes y chicos obras de teatro y pastorelas que no sólo llenaban de sonrisas las calles y kioscos donde se presentaban, sino que provocaban una profunda reflexión en todos los espectadores.

Mi visión de la cultura popular va más allá de una representación de arte bajo una lona, junto a un mercado o en un patio de escuela; se trata de generar cambios internos en los habitantes de Álvaro Obregón. Cambios que faciliten la generación de comunidad e identidad.

El módulo de atención es un pilar fundamental para el desempeño de cualquier legisladora, es la base desde donde debe partir el trabajo territorial. Tengo la fortuna de contar con un módulo al que hemos llamado “La Casa de las Colonias” y que alegremente comparto con el diputado federal Fernando Zárate. En esta casa contamos con 26 colaboradores que día a día plantan la semilla del cambio en los vecinos a quienes reciben.

Otro eje indispensable en mi labor como diputada es la formación de ciudadanos productivos, es por eso que en la Casa de las Colonias ofrecemos cursos completos y exámenes oficiales para que nuestros vecinos puedan acreditar la primaria, secundaria y preparatoria. También se imparten cursos de programación y armado de computadoras.

La satisfacción de haber atendido en esa casa a más de 5 mil personas y gestionar programas y becas que ofrece el Gobierno del Distrito Federal o la delegación, resolver dudas o asuntos de gran importancia para mis representados no tiene comparación alguna. Más que entregar un informe detallado de mis actividades en el último año, me gustaría agradecer a todas las personas que confiaron en mi palabra y que han extendido su mano para que yo multiplique su fuerza y juntos consigamos transformar la realidad de la Ciudad de México.

No hay comentarios.: