12 diciembre 2012

Pastorela en 10 tiempos



Para los vecinos de Tizapán no existe un año en que pase desapercibido el inicio de la época decembrina. Al recorrer las calles de la zona se pueden advertir las luces en las fachadas, faroles, árboles navideños; pero al mismo tiempo, sus habitantes reconocen: “hemos dejado de salir a la calle, antes hacíamos posadas y pastorelas por calle y casi diario había”.  

Recomponer el tejido social se ha convertido en un cliché, asunto meramente discursivo el cual, en caso de llegar a oídos de los ciudadanos, suena a poco, lejano, no transmite. Es por ello que por iniciativa de los colonos, ávidos por recuperar el espacio público, este martes 11 se llevó a cabo la primera pastorela de la temporada: "Pastorela en 10 tiempos"



Congregados en un pequeño parque de la pueblo Progreso Tizapán, corroboré con gusto que mis vecinos no han perdido la capacidad de comunicarse, de eliminar la pena y el orgullo y proferir un amable: "vecino, ¿cómo está?, quédese con nosotros a la pastorela".


Fue así que "se hizo la bola" y para cuando salieron los actores buena parte de la comunidad prestaba ya atención a una representación que entre versos, rimas, cantos y baile nos sensibilizó respecto a la importancia de observar bien, escuchar y no dejarse llevar por lo inmediato, lo efímero y avaricioso. Una expresión artística que nos permite continuar nuestra construcción de comunidad y conocernos.


Al terminar, pude advertir en el rostro de muchos asistentes una certeza: vamos a recuperar nuestra calle, nuestros espacios y nos organizaremos en la forma que consideremos adecuada, todos y entre todos. 

Gracias a Puño de Tierra por tener magníficos actores llevando cultura a los niños de Alvaro Obregón.

No hay comentarios.: