28 septiembre 2011

Columna-------


No en balde siguen los ataques contra el cambio

La declaración de Moreira respecto al verdadero contrincante del PRI en la próxima elección Presidencial fue errónea.

Andrés Manuel López Obrador no es el contrincante a vencer, se equivoca Moreira, el contrincante a vencer es el pueblo organizado y HARTO de la corrupción y de la impunidad que han permitido la permanencia en el poder de los personajes que tanto daño le han hecho al país.

Gracias a la complicidad entre el PRI y el PAN, esos personajes brincan de un cargo a otro, o se hacen vitalicios como Agripina de la triste memoria, para conservar privilegios, sin hacer absolutamente nada por resolver los graves problemas que enfrentamos, no sólo en el terreno económico sino en la descomposición del tejido social que hoy ya deja ver sus consecuencias.

Una cosa es lo que difunden los medios y otra muy distinta es el sentir de la gente, sí, de los millones de mexicanos que no quieren POR NINGÚN MOTIVO el retorno del PRI ni la permanencia del PAN.

¿Por qué tendría que abandonar el pueblo el deseo de un cambio real?

¿Acaso las circunstancias actuales no lo piden a gritos?

Desafortunadamente todo lo que le achacaron a López Obrador, en caso de que no les funcionara el fraude electoral, es lo que ha venido sucediendo.

Con tantos distractores se ignora la reciente devaluación del dólar, el endeudamiento brutal, el robo descarado al erario público mediante el tráfico de influencias, la entrega de contratos sin licitación; adjudicaciones directas a amigos, familiares y cuates de cantina, y la injerencia de Estados Unidos en tareas consagradas por la Constitución al Estado mexicano.

No, señor Moreira, no es Andrés Manuel, el mesías como le llama la derecha recalcitrante, quien ha decidido luchar por un cambio de rumbo para rescatar a México.

De verdad somos millones de hombres y mujeres libres y conscientes los que estamos listos para promover y defender el voto ciudadano el próximo año.

Esto lo saben muy bien los que “mandan”, o más bien los que “roban”. Aunque los medios masivos no difundan, por conveniencia propia, el crecimiento del Movimiento que encabeza López Obrador, el hecho es que en estos cinco años de desgracias y de muerte lejos de abandonar las filas éstas se multiplican y se ensanchan porque la lucha es por una causa justa.

El próximo domingo en el Auditorio Nacional veremos una muestra de lo que digo. A la menor provocación, la gente que ha tomado conciencia de la realidad inunda los espacios en los que se presenta López Obrador, no por ser el contrincante del PRI, sino por ser quien habla por el pueblo engañado y humillado.

El verdadero contrincante del PRI, y del PAN también, es el CAMBIO.

No en balde los ataques a quien tiene en sus manos la ÚNICA OPCIÓN para lograrlo.

No hay comentarios.: