11 julio 2011

Sí, otra vez Andrés Manuel

Hace ya 6 años que por primera vez acompañé a Andrés Manuel López Obrador en una gira nacional. En agosto del 2006, en Mexicali, las entonces Redes Ciudadanas nos recibieron con alegría y mucho cariño. La gente abrazaba a Andrés Manuel como si lo conociera de toda la vida, les inspiraba confianza.
Así, entre abrazos, besos y porras terminamos la precampaña, la campaña presidencial y después de las elecciones el recorrido por los 2 456 municipios de todo el país. Por mi mente jamás cruzó la idea de que algún día conocería todos los estados, casi todos los municipios y los más hermosos bosques, cañones y desiertos del mundo. Me siento privilegiada.
El miércoles pasado inició una nueva etapa: la Gira Morena por los 300 distritos federales. Pisaremos nuevamente todos los estados, sus capitales, sus plazas, sus calles empedradas y caminos de tierra.
Las cosas no son como en 2006. La esperanza y las ganas de seguir luchando se distinguen todavía en el rostro de los asistentes a las asambleas, sin embargo, tienen manchas nuevas. El enojo, la impotencia y la tristeza ensucian esas caras que intentan sonreír.
Cuando Andrés Manuel llega a la plaza ilumina esas caras y provoca sonrisas y aplausos. Él no es sólo el Presidente Legítimo y el líder de MoReNa, López Obrador representa una oportunidad de cambio. Su discurso despierta conciencias porque dice la verdad como pocas veces se escucha. Sus palabras acomodan las ideas de todos los demás por la capacidad que tiene de resumir la situación del país y transformar lo complicado en simple y neto.
Es increíble como las personas que asisten a las asambleas, y los paseantes, guardan absoluto silencio mientras él habla. Lo que les dice definitivamente "les llega".
Estos mágicos lugares, de tierra clara y piedras blancas, siempre le han dado a Andrés Manuel una amorosa bienvenida. Sus rasgados ojos no pierden detalle y al contrario de lo que parece, los yucatecos son seres gigantes.
No pudo escoger mejor lugar para arrancar esta gira, para empezar a Salvar a México. La lluvia no ha sido ningún obstáculo, la gente llega sin problema, sin miedo alguno, se cubre bajo los portales o los árboles y quietecitos escuchan las propuestas de MoReNa. Asientan con la cabeza cuando Andrés Manuel describe las causas de la crisis que hoy nos jode, levantan las cejas cuando escuchan el salario de los Ministros de la Corte y hacen muecas cuando recuerdan el fraude y a sus ejecutores.
Estas personas no son ajenas a la verdad, simplemente los detalles no les llegan. La televisión que transmite tantas mentiras llega a cualquier población con sus filtros y línea. La información es seleccionada, amañada. Por eso la importancia de estas giras donde lo que escuchan de palabras de Andrés Manuel les cuadra con lo que sucede a diario en sus vidas.
Mientras se desconocen las verdaderas razones de la lucha que ha emprendido Andrés Manuel López Obrador junto con millones de mexicanos, la gente tal vez puede creer que es "necio" o "loco" pera una vez que se desenmascara la verdad, la opinión cambia inmediatamente porque lo que él ha dicho y lo que dice es cierto. La misma derecha con sus acciones le ha venido dando la razón.
No llevamos prisa, tal vez no sea hoy cuando el resto de la población lo entienda pero no importa porque algún día lo entenderán, algún día sabrán que MoReNa también es para ellos.
@polimniaromana

No hay comentarios.: